Varias en una sola…

Que porqué he estado tanto tiempo sin escribir ? No lo sé… en éste tiempo han pasado muchas cosas: la navidad, el año nuevo, el día de reyes –me tocó el niño Dios en la oficina-, el de la Candelaria, en el cuál por cierto, en la oficina éste año no fueron tamales sino taquitos y ganó Peyton Manning el Súper Bowl.

Sigo corriendo aunque acepto que he flojeado mucho en éste inicio de año, tanto así que no alcancé lugar para inscribirme al medio maratón Tarahumara, el cual se suponía iba a ser mi debut en ésa distancia; la ventaja es que no me he lesionado. Recientemente instalé en mi celular la aplicación My fitness Pal, está buena; te ayuda a llevar un registro de tus comidas con su respectiva información nutricional para cumplir tus metas diarias, además es muy fácil de usar.

En agosto del año pasado adoptamos un gatito de la calle, el Bing Bong, está hermoso, es súper inteligente, bien cariñoso y obvio que lo tenemos bien chiflado, desafortunadamente la semana pasada empezó a no querer comer, lo llevamos con su médico veterinario quien después de valorarlo y tomarle unas radiografías le detectó un problema en sus intestinos, específicamente unos coágulos en la “telita” que los recubre; fue operado y ya está de nuevo en casa con nosotros, su recuperación va muy bien a pesar de dos que tres sustos que nos ha pegado, adoro a mi gato, él me ha ayudado mucho haciendo que mi pena sea más llevadera y lo menos que puedo hacer yo por él es que tenga una buena vida.

BB3BB2BB1

Y aquí está una con su “pancita pelona”

BB4